LA ACCION EN LA POESIA Y EN LAS ARTES PLASTICAS*

Si se sigue la línea argumentativa de Salinas: el Renacimiento y la Imprenta dejan sin voz a la poesía. ¿Qué es lo que se va junto con la voz?

La poesía como acción, como evento humano en el que intervienen el recitador, los oyentes, en un marco escénico emparentado al teatro ambulante del medioevo.

El Renacimiento encumbra al individuo. El individuo presta su voz imaginada y da vida al poema, al mismo tiempo que lo recibe. Es un acto individual, inmanente, que permanece en el sujeto mismo. No hay acción en el sentido de que no hay transferencia de uno a otro. No hay comunión, ni hay tradición.

Es significativo el hecho de que el mismo Renacimiento conciba las artes plásticas desde la perspectiva. La perspectiva equivale al congelamiento de la acción producido desde el ojo del que mira. Una vez más se encumbra el individuo que es el que mira de una vez. Exaltación del individuo y pérdida de la acción son correlativos.

La pintura preperspectivista al ignorar el punto de vista, los suponía a todos al mismo tiempo, sustentando una comunión y un intercambio de miradas que era la acción inherente a la imagen. Por eso, la superposición ingenua de los motivos de la escena sobre un mismo plano tal como se ve en algunas pinturas medievales o bizantinas, se aleja de la ilusión de realidad que constituye la perspectiva, pero se acerca paradójicamente a la realidad real, cuanto que contiene la acción en su virtual pluralidad de miradas.

La acción le es devuelta a las artes visuales a través de la invención de la fotografía y del cine gracias a la reproducibilidad técnica. El fotomontaje de hoy desarrollado al máximo por la informática guarda una relación directa con aquellas pinturas preperspectivistas.

La acción le ha sido devuelta a las artes visuales que ahora devienen en instalaciones performáticas.

En las artes literarias, la acción sobrevivió retrayéndose al teatro. Pero la poesía no volvió a ser acción. Cuando pienso, por ejemplo, en Rapsodia en Agosto de Akira Kurosawa, me pregunto si el cine no será también el que le devuelva la acción a la poesía. O tal vez el camino sea el del multimedia.

Nada de esto podía suponer Salinas que escribe su elegía del poema sin voz aún cuando recién está comenzándose a registrar sonidos en placas magnetofónicas sin que se supiera bien adonde podían conducir las técnicas de la reproducibilidad combinadas.

* ©zkbs, Elaborado para un Seminario sobre Filosofía del Arte, USAL, Bs As. 2004

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: