DER FREIGEIST (EL ESPIRITU LIBRE)

Der Freigeist (Abschied)

I. Abschied

Die Krähen schrei’n
Und ziehen schwirren Flugs zur Stadt:
Bald wird es schnei’n –
Wohl dem, der jetzt noch – Heimat hat!

Nun stehst du starr,
Schaust rückwärts ach! wie lange schon!
Was bist du, Narr,
Vor Winters in die Welt – entflohn?

Die Welt – ein Thor
Zu tausend Wüsten stumm und kalt!
Wer Das verlor,
Was du verlorst, macht nirgends Halt.

Nun stehst du bleich,
Zur Winter-Wanderschaft verflucht,
Dem Rauche gleich,
Der stets nach kältern Himmeln sucht.

Flieg’, Vogel, schnarr’
Dein Lied im Wüsten-Vogel-Ton! –
Verstck’ du Narr,
Dein blutend Herz in Eis und Hohn!

Die Krähen schrei’n
Und ziehen schwirren Flugs zur Stadt:
Bald wird es schnei’n –
Weh dem, der keine Heimat hat!

II. Antwort

Daß Gott erbarm’!
Der meint, ich sehnte mich zurück
In’s deutsche Warm.
In’s dumpfe deutsche Stuben-Glück!

Mein Freund, was hier
Mich hemmt und hält, ist dein Verstand,
Mitleid mit dir!
Mitleid mit deutschem Quer-Verstand!

Friedrich Nietzsche, Herbst 1884.

El Espíritu Libre (Despedida)

I. Despedida

Los cuervos graznan

Y se dirijen en vuelo presuroso a la ciudad:

Pronto nevará –

¡Dichoso aquél que, aún hoy – tenga hogar!

Ahora yaces gélido,

mirando atrás, oh! Cuánto tiempo ya!

¿Pero es qué estás loco,

Te has refugiado ante el invierno, en el mundo?

El mundo – una puerta

Hacia miles de desiertos mudos y fríos!

Quien ha perdido lo que tú perdiste,

No encuentra más quietud, en ninguna parte.

Ahora yaces pálido,

Signado por la maldición de la errancia invernal,

Como el humo,

Que busca su lugar en los cielos helados.

¡Vuela, pájaro, grazna

tu canción con el timbre-del-pájaro-del-desierto!

¡Entierra, loco,

Tu corazón sangrante en hielo y sarcasmo!

Los cuervos graznan

Y se dirijen en vuelo presuroso a la ciudad:

Pronto nevará –

¡Pobre de aquél que no tenga Hogar!

II. Respuesta

¡Qué Dios tenga misericordia!

De aquel que piensa que me he hundido de vuelta

En el calor alemán.

¡En la agobiante y alemana felicidad-de-alcoba!

Amigo mío, lo que aquí

Me frena y me detiene, es tu lógica,

¡Piedad contigo!

¡Piedad con la intrincada lógica alemana!

Friedrich Nietzsche, otoño 1884.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: