Die Holzbank beim Baum

MARIENAU
la casa en la fuente

El patio empedrado,
los muros antiguos,
las horas de espera,
la lucerna pobre.
La aurora tan clara,
el fresco rocío
de pueblo dormido
en medio del bosque.

El sendero angosto,
el puente ruinoso,
la hiedra esparcida,
las rosas más nobles.
La casa en la fuente,
los techos de tiza,
la ardilla huidiza,
que se trepa al roble.

La ventana al parque,
la puntilla blanca,
la torta servida,
el cuenco de cobre.
El canto del pájaro,
el cielo de plomo,
el alma en los ojos,
el vino a la noche.

El suave y constante
fluir del arroyo.
De los que se fueron,
en el aire, el nombre.
La fruta en el árbol,
las piedras grabadas,
el portal enorme
de herrajes de bronce.

La fuerza sagrada
que pulsa la vida,
con los sacramentos,
las adoraciones
y todos los ritos,
aquí celebrados,
de los que han dejado
su heredad más noble.

a Bruno Hoss
Schönstatt, junio 2011

Leben an der Quelle

A %d blogueros les gusta esto: